Bienvenidos a nuestra Web


Añadir a favoritos
Recomendar página

Síguenos en

Otros servicios

Acceso usuarios

Usuario

Contraseña

Header
Noticia
SEMIFINALES
Gran duelo con color blanco
Preciosa eliminatoria la que disputaron Gestamp y Hoteles Santos. Un baile en el marcador con remontadas y empates para ambos conjuntos, que finalizó con el definitivo 3-4 a favor de los blancos a falta de dos minutos para el final, obra de Santiago Alonso de cabeza en un saque de córner
Santiago Alonso fue el "crack" del partido

Tras mucho tiempo parados por la difícil situación que estamos atravesando, ambos conjuntos acudieron a su cita de Semifinales cumpliendo con todas las medidas de seguridad necesarias para la práctica del fútbol al aire libre de una forma segura, algo que se agradece para poder reencontrase con su deporte favorito.

Nada más comenzar el partido ya prometía emoción y goles. En el primer minuto de juego, Santiago Alonso inauguró el marcador para Hoteles Santos, rematando desde el corazón del área un centro desde la izquierda. Sólo dos minutos después Gestamp hacía el empate al contraataque. Jorge Bergareche ganó la banda derecha y puso un centro medido al segundo palo para que Roberto Morcillo pudiera reencontrarse con el gol.

Y de nuevo en solo dos minutos más, el marcador ya era favorable para los azulones, tras un disparo lejano y potente de Jaime Martínez, que la defensa blanca intentando despejar desvió su trayectoria, haciendo malo el movimiento del portero. 2 – 1.

El guardameta pudo resarcirse poco después con una impresionante palomita a disparo de falta de Mikel Estevez, impidiendo el tercero y dando alas a los suyos para buscar el empate, que llegó poco antes del descanso. Un robo de balón en medio campo propició un bonito contraataque hilvanado por Arturo Santos y Santiago Alonso, que culminó el primero de disparo cruzado. 2 – 2.

Tras el descanso el baile de goles continuó, y Gestamp se puso de nuevo por delante con gol de Mikel. Sin embargo, los blancos demostraron su arrojo durante todo el partido, y empatar de nuevo gracias al tanto de Mario Martínez-Jorcano les sirvió para volcarse y no esperar la temida tanda de penaltis.

En el último suspiro, en un córner a favor, Santiago Alonso puso el broche a su gran partido y el de los suyos con un testarazo picado lejos del alcance de Raúl Casado. Ya no había tiempo para más, y los blancos se ganaron así un merecido puesto en la final.